Un funcionario japonés fue suspendido de su trabajo por escribir novelas ligeras 


Eromanga Sensei

 

La televisora pública japonesa NHK reportó que un funcionario público de 28 años de la ciudad de Hiratsuka en la prefectura de Kanagawa fue suspendido por seis meses sin salario por publicar cuatro novelas ligeras. El trabajador obtuvo ganancias de 3,2 millones de yenes (unos 28 mil dólares) por los libros que escribió mientras estaba de baja médica de su trabajo a tiempo completo.

 

Esto fue una violación del Acta de Servicio Público Local, la normativa por la que se rigen los funcionarios públicos municipales en Japón. En lugar de aceptar su castigo, el hombre decidió renunciar a su trabajo. 

 

En Japón, ser funcionario es un trabajo muy deseado. Solo unos pocos puestos están disponibles cada año y los nuevos graduados deben superar un difícil examen para siquiera ser considerados. Además, es una carrera que garantiza trabajo estable, ascensos sencillo basados en años de experiencia, más que en los méritos que se tengan y toda la normativa de estos puestos está descrita en el Acta de Servicio Público Local. 

 

eromanga sensei

 

De acuerdo a estas normas, los empleados del gobierno no pueden tener un trabajo de medio tiempo, porque puede interferir con sus labores. Sin embargo, sí que permite a los trabajadores escribir y cobrar por ello. El problema en este caso es que el también escritor de novelas ligeras estaba de baja médica, durante la cual estaba cobrando su salario normal, para poder recuperarse en casa. En este caso no se les permite tener ningún otro trabajo pagado, debido a que debería estar recuperándose. 

 

Sin embargo, parece que la pasión por escribir novelas ligeras pudo más que el buen juicio de este trabajador y cuando la ciudad de Hiratsuka recibió un reporte anónimo en junio de lo que estaba haciendo este trabajador, inició una investigación. Así, se enteraron que no solo el hombre publicó cuatro libros, también publicó 256 historias en un sitio de novelas online y promovió su sobras en Twitter más de 10 mil veces. Este 20 de octubre suspendieron al hombre por seis meses sin salario por romper la ley, pero en su lugar el hombre decidió renunciar. 

 

El hombre, que era un gerente en su lugar de trabajo, pensaba que no necesitaba permiso para escribir, porque “hay muchos escritores que lo hacen mientras trabajan como funcionarios públicos”. Por desgracia la prensa japonesa no informó sobre el nombre del hombre ni cuáles son sus obras, así que no podremos saber si tiene talento… o si alguna de sus obras tendrá una adaptación al anime. 

 

Fuente: NHK

 


 

0 comentarios (comenta tú también, haz click aquí):

Publicar un comentario