Kimetsu no Yaiba: Mugen Ressha-hen mantiene vivo el negocio de los DVD/Blu-ray en la primera mitad de 2021


Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Movie: Mugen Train


El negocio del entretenimiento en Japón se está enfrentando a cambios inéditos, con la popularización de los servicios de streaming en los hogares del país; proceso que se aceleró gracias al COVID-19. Sin embargo una brillante estrella solitaria logró mantener con vida el mercado de ventas físicas en la primera mitad de 2021, de Enero a Junio, y no podía ser otra que Kimetsu no Yaiba: Mugen Ressha-hen

 

Si bien las ventas para el mercado de vídeo domestico cayeron en la primera mitad de 2021, la mayor caída fue para el mercado de alquiler que decayó un 53,8%. Mientras, los DVD y Blu-ray de anime tuvieron un incremento del 57,5% con ventas de 26,07 millardos de yenes (unos 237,46 millones de dólares), lo que constituyo el 37,5% del total del mercado. Esto fue mayormente gracias a Mugen Ressha-hen, que vendió 1,3 millones de copias en sus primeros días, cerca del final del período de los reportes de mitad de año. 

 

En general, el mercado físico cayó un 2,7%, hasta unos ingresos de 69,52 millardos de yenes (unos 633 millones de dólares), de los cuales los DVD fueron unos 30 millardos, una caída del 11,5% respecto al año anterior. Por su parte los Blu-ray representaron más de 39,5 millardos de yenes, un 5,3% más que la primera mitad de 2020. Como pueden ver, el anime tuvo la mayor cuota del mercado, superando a la industria musical japonesa por primera vez. 

 

Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Movie: Mugen Train

Imagen de Demon Slayer en Twitter

 

La mayor caída, como ya mencionamos, fue en las tiendas de alquiler, con un 53,8% respecto al año pasado, con ventas de más de 6,97 millardos. Incluso el anime no fue inmune a esta caída, con 52,2% menos ganancias, unos 1,25 millardos de yenes. La animación extranjera, como Disney, tuvo una caída todavía más severa, solo consiguiendo ganar 750 millones de yenes. Estas estadísticas pueden atribuirse al alza de los servicios de streaming durante la cuarentena, especialmente Disney+ en el caso de la animación, con la disponibilidad de éxitos como Frozen en la plataforma. Teniendo en cuenta que en el resto del mundo los servicios de alquiler están prácticamente extintos, Japón simplemente empieza a ponerse al día con las tendencias de consumo de Occidente, que ahora se inclinan más por el streaming. 

 

Las ventas físicas en Japón han venido decayendo año a año durante un tiempo, con la mayoría de los sectores siendo afectados. No es una sorpresa que toda la industria del entretenimiento esté buscando nuevas opciones, aunque siempre es bueno ver al anime al tope de las listas. 

 

Fuente: Animation Business

 


 

0 comentarios (comenta tú también, haz click aquí):

Publicar un comentario