ANÁLISIS - Gotham Knights


 

Quienes siendo otakus, amamos a Batman al grado de habernos fumado aquella ridícula escena de los changos formando un mecha/kaiju en Batman Ninja, seguramente saltamos de alegría al saber que no todo había terminado al concluir Batman: Arkham Knight.

 

O bueno, casi. Porque como nos confirmó el director Geoff Ellenor en entrevista previa al estreno del juego, la historia de Gotham Knights no tiene NADA que ver con el oscuro final de Arkham Knight donde se presume que Bruce Wayne ha muerto. Es una gran casualidad (o no) el que en esta nueva historia interactiva resulte que Batman murió a manos del demente Ra's al Ghul, dejando a cuatro de sus discípulos a cargo de una cada vez más decadente y llena de crimen Ciudad Gótica.

 

Así es, finalmente llega Gotham Knights con el legado de Batman en un videojuego que prometía trascender más allá de la influencia de Bruce Wayne en Ciudad Gótica. ¿Logró conquistarnos? Lo respondemos en nuestra reseña.

 

La historia en Gotham Knights, de entrada, es estupenda, y no entraremos en más detalles para no arruinarles sorpresas, pero Patrick Redding (director creativo) nos confirmó que el juego se basa ligeramente en el asombroso arco de La corte de los Búhos, pero SIN Batman, y dando el mando a la pequeña batifamilia en turno (aunque en los cómics ya son muchos más): Batgirl (Barbara Gordon), Red Hood (Jason Todd), Nightwing (Dick Grayson) y Robin (Tim Drake). Cabe señalar que la experiencia de 20-22 horas de historia es gratificante, sin rellenos ni elementos que se sientan de más, si bien nos habrían gustado más incursiones de villanos clásicos y menos misiones “de punto A punto B”.

 

 

 

OTRAS RESEÑAS: Puzzle Bobble 3D: Vacation Odyssey

 

 

Eso sí: la combinación de géneros nos hizo sentirnos en un juego lineal, pero a la vez en uno abierto con una enorme –aunque extrañamente vacía– Ciudad Gótica. Los elementos de progresión sin ser un RPG pleno (que no es la idea del juego), sí nos obligan a elevar niveles para lograr cumplir con algunos retos, algo que está bien pensado pero en su ejecución constante podría cansar a algunos durante esta bati-odisea.

 

Los diseños de personajes principales y adversarios es espectacular, dejándonos constantemente con la boca abierta con la hermosa Batichica y la galanura varonil de la tercia de “hijos” de Bruce Wayne. Lamentablemente muchos enemigos secundarios y lacayos del crimen son repetitivos y se percibe a más de 10 horas de juego, algo que no vimos jamás en la saga Arkham y que quizás con más tiempo de desarrollo pudo haberse evitado.

 

En cuanto a gameplay, el estilo de pelea de los 4 es genial. Aunque es sencillo y fácil de aprender, no deja de ser espectacular, atrayendo tanto a nuevos jugadores como gamers veteranos o batimaníacos que han jugado estas aventuras desde el viejo Batman de NES. Lamentamos que la versión para PlayStation 5 no goce de todas las virtudes hápticas que ofrece el control DualSense y podemos asegurarles que esa polémica de “todo es culpa del Xbox Series S” es una tontería, pues la animación del juego luce excelente en todo momento, si bien se circunscribe a 30fps con elevada resolución y escenarios que gozan de iluminaciones, partículas y reflejos extraordinarios.

 

Esto hace patente el esfuerzo de Warner Bros. Montreal por replantear la oferta inicial de un juego semi-intergeneracional (en un principio se pensó para consolas de generación pasada y actual). El audio es asombroso tanto en efectos como en composición de score, y francamente las voces suenan MEJOR con el excelente casting de voces en español castellano y latino.

 

 

La dificultad es algo inconstante, obligando a progresar en misiones, en algunos casos innecesariamente. Lo genial es cómo cambia la IA cuando se juega en cooperativo, presentando patrones diferentes y un reto constante al dúo dinámico que los enfrente… ¡asombroso! Volviendo al multijugador, es estupendo (aunque lamentablemente sin opción offline a pantalla dividida), con la promesa de un DLC gratuito más adelante que permitirá a 4 jugadores a la vez, aunque en una modalidad ajena a la campaña principal, la cual sí se puede terminar en su totalidad entre 2 personas al día del estreno de Gotham Nights.

 

Las submisiones con la batimoto son espectaculares y hacen alarde nuevamente del apartado visual, aunque es justo en este modo donde se hace evidente lo vacía que está la ciudad en cuanto a habitantes, animales y elementos que la hacen sentir más un pueblo fantasma que una urbe pobladísima y en decadencia. ¿Se acuerdan de la película Joker?

 

LO BUENO

  • ¡Los visuales son extraordinarios! Olvídate de polémicas absurdas en redes sociales.
  • Las interacciones entre los protagonistas, las referencias a la entera franquicia son extraordinarias y dejan ver la sapiencia de la misma por parte del equipo de desarrollo.
  • La forma en la que se conjuga el juego lineal con el mundo abierto de Gotham.

 

LO MALO

  • Lo vacía que luce Ciudad Gótica, pensando en que pudo resolverse esto con más tiempo de desarrollo (amén de adversarios menores repetitivos).
  • Terrible, TERRIBLE que no haya multijugador offline. ¡Habría sido genial jugar la campaña entera con un amigo en la misma sala!
  • Muchas misiones de mundo abierto caen en el tedio… ¡debieron compensarlas con más encuentros con villanos clásicos!

 

EN CONCLUSIÓN

Estamos ante una de las grandes producciones de Warner Games, y cuidando a detalle una de sus franquicias más exitosas. El resultado es un Gotham Knights espectacular, muy pulido aunque imperfecto en los detalles mencionados. ¡Lo cierto es que lo disfrutarás mucho, y como una excepción a la mayoría de los videojuegos de Batman, podrás vivirlo junto con uno o más amigos en línea!

 

Gotham Knights está disponible en PlayStation 5, Xbox Series X|S y PC.

 

 

 


 

 

Por Julio Vélez, Spanish Editor en Crunchyroll. ¡Síganlo en Twitter Instagram!

 

0 comentarios (comenta tú también, haz click aquí):

Publicar un comentario