RECOMENDACIONES: 5 animes de deportes subversivos que debes ver ahora


BLUELOCK

 

A veces, ese amistoso juego de pelota en un anime deportivo puede parecer una cuestión de vida o muerte. Los partidos son tan difíciles como las lecciones aprendidas, que dejan cicatrices físicas y mentales sin misericordia por el camino. Desde un fútbol agresivo en que te juegas tu futuro hasta el boxeo con exoesqueleto, estos cinco animes deportivos te harán cuestionarte si realmente esto es solo un juego. 

 

¿Y si el fútbol fuera una batalla "a muerte"?

 

BLUELOCK

 

La primera señal de que BLUELOCK es un tipo diferente de anime deportivo no solo radica en su premisa de Battle Royale en la que todos sus personajes expresan el sentimiento de: "No estoy aquí para hacer amigos", está en la forma en que el equipo de Isagi Yoichi perdió en los primeros cinco minutos de la serie. 

 

El anime no es un género ajeno a las historias de personajes débiles que crecen para ganar el gran juego, pero es raro que pierdan porque decidieron ser un jugador de equipo. Cuando Isagi decide ir a lo seguro pasando el balón en lugar de tirar al arco, su equipo pierde. Si hubiera seguido su impulso de llevarse la gloria y hubiera disparado por sí mismo, podría haber ganado. Esa premisa es lo que hace avanzar a BLUELOCK.

 

Isagi y 299 delanteros adolescentes se encuentran en un programa que tiene como objetivo crear el mejor delantero de Japón. El método de entrenamiento es más que agresivo, y se les dice a los personajes que se conviertan en el tipo exacto de ególatra egocéntrico que generalmente recibe su merecido en el anime deportivo. Curiosamente, este nivel de arrogancia conduce en principios al caos total, pero como vemos con personajes como Shouei Barou, el exceso de confianza de un delantero puede llevar a un equipo a la victoria. No es el trabajo en equipo lo que hará que los sueños funcionen en esta serie, es abrazar al monstruo salvaje que llevas dentro.
 

 

¿Juegos de golf ilegales? ¡Hazlo por los niños!

 

Birdie Wing

 

Hay animes de deportes ridículos y luego está la majestuosidad absurda que es BIRDIE WING -Golf Girl's Story-. Si bien sigue algunos de los temas más familiares del anime deportivo, como gritar que vas a hacer antes de hacerlo como si fuese un Kamehameha, añade un delicioso toque absurdo a los conflictos que se resuelven con un deporte tan, en apariencia relajado como el golf. 

 

Eve es una chica valiente y ruda que golpea su pelota de golf como si estuviera disparando una bala. A pesar de lo buena que es en el deporte, solo lo ve como una forma de ganar dinero participando en juegos ilegales por el bien de sus seres queridos; sí, es un bar lleno de huérfanos.

 

Las cosas cambian cuando Eve conoce al prodigio del golf japonés Aoi Amawashi. Aoi, asombrada por la forma en la que juega Eve, trata el golf como un deporte honorable en lugar de como una forma de ganar dinero rápido. Por otro lado, Eve queda encantada con Aoi, quien es una fuerza tranquila en el green y que le muestra el valor de la deportividad y la alegría del juego. Las dos quieren desesperadamente enfrentarse y finalmente se sienten inspiradas por el deporte, pero varios obstáculos se interponen en su camino. La madre de Aoi tiene grandes expectativas de ella, mientras tanto, un martes típico para Eve la ve lidiando con, y no bromeamos, la mafia.
 

 

¿Qué sucede después convertirte en leyenda?

 

Megalobox

 

Mientras que una gran cantidad de anime deportivo se enfoca en personajes jóvenes que sueñan con hacer algo fantástico en su deporte, MEGALOBOX brilla por contar con un protagonista adulto y los obstáculos que enfrenta dentro y fuera del ring.

 

En el mundo de MEGALOBOX los combates se disputan con exoesqueletos metálicos (Gears) que hacen que el boxeo sea mucho más letal. El protagonista (conocido como Junk Dog) está peleando en combates arreglados, perdiendo a propósito a pedido de su manager. Las cosas cambian cuando tiene un encontronazo con el campeón de megaloboxing, Yuri, quien lo derrota fácilmente en un combate. Junk Dog decide entrar al torneo de megaloboxing para enfrentarlo nuevamente, tomando el nombre de “Joe” y haciendo lo impensable: pelear SIN la ayuda de Gears.

 

Mientras que la primera temporada se enfoca en el ascenso de Joe en el ring, la segunda temporada da un giro dramático que muestra una verdad difícil de digerir: no todos los atletas tienen un final color de rosa en su historia. Ahora adicto a los analgésicos, Joe (usando el nombre de Nomad) ha vuelto a pelear en combates clandestinos, habiéndose alejado del legado que construyó para sí mismo. Pero solo puedes huir por un tiempo, lo que nos lleva a la pelea más difícil de Joe hasta ahora: enfrentar los fantasmas de su pasado.
 

 

¿Qué pasaría si nos la pasamos bien en patineta?

 

Reki Kyan in SK8 The Infinity

 

Cuando se trata de las razones por las que un protagonista toma un palo de golf, guantes de boxeo, o patea una pelota de fútbol muy fuerte, generalmente hay una razón significativa, sin importar cuán ridícula sea la premisa de la serie. SK8 the Infinity sigue la misma lógica con una de las premisas más inesperadas del anime deportivo: ¿y si practicas el deporte porque... te gusta? No para ganar un campeonato, ganar dinero o seguir los pasos de un idolo, simplemente... te gusta mucho andar en patineta.

 

Reki Kyan pasa sus tardes participando en la escena clandestina del skate. Eventualmente, le presenta a su nuevo compañero de clase, Langa Hasegawa, el mundo del skate en toda su gloria en un circuito subterráneo que parece salido de Mario Kart. En S los oponentes te arrojarán petardos a la cara o te atacarán directamente con una patineta para asegurarse la victoria. Ciertos patinadores también poseen habilidades un poco rotas que les permiten lanzarse de un acantilado y caer de pie como si nada.

 

Estar rodeado de tanta gente talentosa realmente puede afectar tu disfrute del deporte… o simplemente puede enseñarte a disfrutarlo y dejar de estresarte por si eres el mejor o no. En un entorno (y género de anime) tan competitivo, SK8 the Infinity se atreve a dejar que la gente disfrute de las cosas sin más.
 

 

¡Por favor protejan el club de tenis!

 

Stars Align

 

Cuando lo analizas a fondo, muchos animes deportivos se centran especialmente en los personajes. El deporte es emocionante de ver, pero a menudo se siente más como una herramienta para que los personajes expresen sus sentimientos y construyan relaciones con los demás. No hay mejor ejemplo de eso que Stars Align.

 

El club de tenis está pasando por un mal momento. Los jugadores del equipo no son tan impresionantes, excepto por Toma Shinjo, quien desea desesperadamente reclutar a alguien con alguna habilidad atlética. Entonces llega su compañero de clase Maki Katsuragi, quien no tiene interés en unirse a un club a menos que le paguen, pero el equipo no tarda mucho en significar algo más para él.

 

Stars Align se centra en personajes que se preocupan por el deporte, no buscando ningún tipo de notoriedad, sino porque les da un lugar donde ser ellos mismos. Todos los miembros del equipo tienen algo que les duele cuando salen de la práctica. Sus vidas en casa están llenas de dificultades que van desde padres abusivos hasta miembros de la familia que no aceptan su identidad de género. Stars Align no es tan llamativa como las otras series en esta lista, pero definitivamente tiene tiene algunas de las apuestas más altas en el anime deportivo, ya que ser mejores en el tenis se traduce en una necesidad imperiosa de proteger el único lugar donde el equipo se siente seguro.

 

¿Qué anime deportivo te dejó atónito después de que se anotó el punto final? ¿Hay alguno que te haya hecho ver el deporte, y la vida en general, de manera diferente? ¡Cuéntanos en los comentarios!

 

 


 

 


 

Briana Lawrence es la editora sénior de artículos de opinión en inglés de Crunchyroll. Cuando no está escribiendo, está cuidando a sus tres gatos y jugando al Hades por centésima vez. Pueden leer sus otros trabajos y su serie de libros en su sitio web y saludarla en Twitter. Adaptación al español de Amílcar Trejo Mosquera

0 comentarios (comenta tú también, haz click aquí):

Publicar un comentario