RESEÑA: Goodbye, DonGlees!


 

 

El buen anime sigue llegando a la pantalla grande en salas de cine de Latinoamérica y es algo de agradecer, en especial de empresas como Konnichiwa! que no han cesado de esforzarse por traer buenos contenidos a la región, pandemia o no.

 

Tal es el caso de Una Aventura de Verano: Goodbye, DonGlees! que mediante la cadena Cinépolis rebasa su segunda semana en cartelera, emocionando a fans del anime, así como de los estudios MadHouse y la estupenda directora Atsuko Ishikawa (A Place Further Than the Universe) quien, por cierto también escribe el guion de esta entrañable historia de adolescentes camino a ser adultos, con un toque místico y de ciencia ficción (fórmula por demás probada en filmes como your name. y Fireworks, por mencionar algunos).


 

 

 

Y eso es lo que se cumple con creces durante los primeros dos actos de la cinta, donde los jóvenes Roma y Toto reflexionan sobre sus respectivos futuros en un hermoso pueblo rural de Japón, mientras su no tan longevo amigo Drop cambia sus perspectivas al haber “conocido más mundo” que ellos. Las peripecias en una “noche de fiesta” en el bosque detonan una insólita situación que los lleva a una aventura estilo Stand By Me con un tono melancólico similar, pero conociendo a la directora y el equipo que retorna con ella, con un estilo más A Place Further Than the Universe, pero “con chicos”.

 

La parte visual –considerando el talento del equipo ya mencionado– es exquisita y sin falla en sus exponentes de principio a fin, contando además con con el entrañable score de Yoshiaki Fujisawa y un reparto de seiyuus que van desde Natsuki Hanae (Demon Slayer: Kimetsu no Yaiba) y Yūki Kaji (Attack on Titan) hasta Ayumu Murase (Haikyū!!) en los protagónicos, con un doblaje latino respetable (aunque no pudimos apreciarlo, pues solo vimos la versión subtitulada) y una emocionante canción proncipal interpretada por Alexandros, “Rock the World”.

 

 

Dicho esto, he de decir que lamentablemente Goodbye, DonGlees! no es una película perfecta, al contar con un final de tercer acto, climax y hasta epílogo inferiores al resto de la historia. Tanto se esfuerza la directora de No Game No Life en integrar el elemento sobrenatural en la historia, que este se siente forzado, incluso con el evidente intento de tratar de “pre-explicar” todo en los primeros minutos de la historia. Es decir, el final se siente precipitado, atropellado y a la vez inconcluso al tratar de atar todos los cabos sueltos, y no lograrlo del todo. Sí entenderás qué pasa, pero posiblemente lamentes que la historia no termine como un bonito slice-of-life.

 

Pero estos detalles no arruina en absoluto la película y mucho menos la gran experiencia de verla desde una butaca, cosa que te recomendamos hagas pronto (con sus debidas precauciones sanitarias), pues Goodbye, DonGlees!, aunque posiblemente no por mucho tiempo.

 

En tanto, ¡seguimos esperando con anhelo más películas anime como esta tanto en América Latina como España!

 

 


 

 

Julio Vélez es Spanish News Lead en Crunchyroll. También escribe en It's Spoiler Time y Cine PREMIERE, además de conducir el podcast Okina Kokorotaku disponible en 17 plataformas diferentes. ¡Síganlo en Twitter e Instagram!

 

0 comentarios (comenta tú también, haz click aquí):

Publicar un comentario